Al menos 10 muertos y 60 personas resultaron heridas tras el bombardeo ruso contra Kyiv registrado esta mañana en el distrito de Shevchnkiv, informa Rostislav Smirnov, asesor jefe del Ministerio del Interior, mediante la agencia de noticias Ukrinform.

“Se produjo un incendio en seis automóviles y más de 15 automóviles resultaron dañados”, agrega Smirnov al saldo de daños registrado hasta el momento.

Cerca de las 09:16 hora local, se escuchó una segunda ronda de explosiones en la capital ucraniana.

De acuerdo a autoridades, hasta ahora se han disparado 83 misiles durante la ola de ataques de esta mañana. El jefe militar ucraniano indica que al menos 52 de estos fueron neutralizados.

Con las primeras explosiones, Rusia atacó zonas civiles e infraestructura de energía, en tanto las sirenas antiaéreas sonaban en todas las regiones de Ucrania, salvo Crimea.

Medios ucranianos reportan explosiones en la ciudad occidental de Leópolis, Ternópil, Jmelnitski, Zhitómir y Kropivnitski.

La ciudad de Járkiv fue blanco de tres ataques, de acuerdo al alcalde Ihor Terekhov. Los ataques cortaron los suministros de electricidad y agua.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, llama a la población a no abandonar los refugios y a resistir en el día 229 de la guerra con Rusia, la cual, asegura, busca eliminar a Ucrania “de la faz de la tierra”.

Este lunes por la mañana, el ejército ruso lanzó un aluvión de misiles contra varias ciudades ucranianas, entre ellas la capital, Kyiv, golpeando objetos civiles, esto horas después de que el presidente ruso, Vladímir Putin, señalara el ataque al puente Kerch de Crimea como un acto terrorista planeado por servicios ucranianos.