Fuente: Por Esto!

En Quintana Roo durante el mes de noviembre se llevaron a cabo eventos masivos que comenzaron desde el primer día con las fiestas de Halloween, además hubo una boda masiva con celebridades incluidas y un festival de arte y música que culminó en un gran número de los asistentes se contagiaron de COVID-19. Cancún repuntó 50 por ciento en las bodas celebradas en la zona hotelera, ya que en noviembre se registraron 21, mientras que en septiembre hubo 11 casamientos, de acuerdo con el Registro Civil de Benito Juárez.

Los eventos masivos no se hicieron esperar durante el mes de noviembre, cuando fueron denunciadas al número de emergencia 21 fiestas de Halloween con un aforo importante en casas particulares, a pesar de que el gobierno del estado suspendió todas las actividades durante esa fecha.

Del 11 al 15 de noviembre se llevó a cabo el festival ‘Art with Me’ en Tulum al aire libre, con conciertos de música electrónica, festines en comunidad y talleres.

Sin embargo, cuando varios asistentes volaron de vuelta a Estados Unidos empezaron a desarrollar síntomas de fiebre, cansancio y pérdida del olfato y el gusto. La empresa privada de pruebas para el coronavirus Checkmate Health Strategies denunció en el Daily Mail que alrededor de 70 por ciento de los positivos detectados en las 179 pruebas que realizaron en la semana posterior al festival estaban vinculados a esta fiesta.

El pasado 20 de noviembre, Odalis Gómez Millar, hija del reconocido promotor de boxeo Pepe Gómez, contrajo matrimonio con Michel Escalle.

En los videos que publicaron de los novios en diversas cuentas de redes sociales se puede observar que durante el evento la mayoría de invitados no utilizó cubrebocas durante importantes períodos de tiempo y no se respetó la Sana Distancia.

Por otra parte, en los centros nocturnos durante los últimos dos fines de semana se ha observado un alto aforo de personas que acuden a divertirse e ingieren bebidas alcohólicas sin utilizar cubrebocas ni respetar la distancia permitida, lo que puede desencadenar en un rebrote tanto entre los turistas como en la población, ya que los turistas están en contacto con el personal, que a su vez convive con sus familiares.

Ante los últimos hechos, la Comisión Federal para la Protección contra los Riesgos Sanitarios suspendió todo tipo de eventos masivos para evitar rebrotes de COVID-19, tal es el casos de la empresa Zamná México Tulum, que tenía un evento programado para el 1 de enero, sin embargo ya se le envió la notificación tanto al municipio como a la empresa que dicho evento no podrá realizarse mientras la emergencia sanitaria continúe, dio a conocer Miguel Pino Murillo, coordinador de Cofepris en el estado.