Por segunda vez en lo que va del año, y pese a las restricciones, un turista fue captado subiendo al castillo de Kukulcán en Chichén Itzá.

El hecho ocurrió este fin de semana de puente, y fue compartido en redes sociales por usuarios que captaron el momento.

El hombre de aproximadamente 50 años de edad, vestido con una playera gris y pantalón negro, comenzó a subir las escaleras del castillo principal.

Sin embargo, de inmediato visitantes se percataron del hecho y a gritos decían: “¡Bájate!”, ¡Sacrifíquenlo”, “¡Quémenlo”.

Más tarde, un elemento de Seguridad ascendió para bajar al turista que fue asegurado por elementos del INAH para enfrentar sus faltas.
Sanción

El hombre podría recibir una multa de 100 a 50 mil pesos, según la Ley Federal Sobre Monumentos Arqueológicos, Artísticos e Históricos.

Antecedentes

Este hecho se suma al ocurrido el pasado 3 de enero, cuando una mujer de forma inesperada hizo lo mismo, pues no había ningún vigilante en el área que lo impidiera.

En ese momento, el director Jurídico del Instituto Nacional de Arqueología e Historia (INAH), Arturo Chap Cárdenas, explicó que la “sanción administrativa” es aplicable a cualquier “visitante que violente el marco jurídico en cualquier zona arqueológica o museo del INAH”.

En aquella ocasión, primeramente trascendió que la mujer escaló a los más alto para esparcir las cenizas de su pareja como un acto de última voluntad, sin embargo, esa versión fue negada por personal del INAH.
Prohibido el acceso

Desde el año 2008, por disposición del gobierno Federal, se prohibió que los turistas y visitantes en las diferentes zonas arqueológicas escalar los monumentos.