Este lunes, un fenómeno celestial cautivará a millones de personas a lo largo de una estrecha franja que se extiende desde la costa del Pacífico de México hasta el este de Canadá.

El eclipse total de sol sumirá en la oscuridad temporal a quienes se encuentren en su trayecto, ofreciendo un espectáculo único que podrá ser disfrutado por aquellos que estén preparados, incluso si las condiciones climáticas no son favorables.

Para observar este fenómeno de forma segura, es imperativo el uso de anteojos especiales para evitar daños oculares. Solo durante la totalidad, los breves minutos de oscuridad absoluta, es seguro quitarse los lentes protectores.

Sin embargo, para aquellos que no puedan presenciar el eclipse en persona debido a la distancia o al clima desfavorable, la NASA ofrecerá una solución a través de transmisiones en vivo por internet y NASA TV.

Desde la 1:00 de la tarde, hora del este de Estados Unidos, la agencia espacial transmitirá el eclipse desde varias ciudades ubicadas en la franja de totalidad, con imágenes telescópicas del sol y la participación de científicos y astronautas.

Además, durante el evento, se lanzarán pequeños cohetes científicos desde Wallops Island, Virginia, hacia la ionósfera, como parte de un estudio del fenómeno.

El museo Exploratorium proporcionará imágenes en vivo del sol desde Junction, Texas, y Torreón, México, mientras que la Universidad de Maine llevará a cabo un experimento con globos atmosféricos desde la estratósfera, que será transmitido en vivo.

Para aquellos que deseen diferentes perspectivas del eclipse, Time and Date ofrecerá imágenes del sol desde distintos puntos de vista de telescopio, mientras que Slooh transmitirá desde Texas y contará con una red de telescopios aliados a lo largo del trayecto.