El secretario general del ayuntamiento, Roger Caamal Hernández, exhortó nuevamente a la ciudadanía a no acudir a los balnearios del municipio en estos tiempos, porque no hay presencia de socorristas en la zona que puedan responder en caso de emergencia.

El funcionario declaró lo anterior luego del reciente ahogamiento de un joven en el cenote de Sacalaca.

En ese sentido, dijo que la población y los visitantes están haciendo caso omiso de esta restricción y sencillamente buscan una vía alterna de ingreso, cuando ven una reja cerrada.

“La gente renuente hace caso omiso, aun cuando está cerrado el paso”, expresó.

Finalmente, reiteró la invitación a no hacer uso de los pequeños balnearios que existen “porque exponemos nuestras vidas; no hay quien pudiera dar un servicio de auxilio si fuera necesario”.

En el caso de Sacalaca, un menor de edad que nadaba en el cenote de la localidad comenzó a ahogarse, y los únicos presentes eran dos amigos que huyeron del lugar por temor. Para cuando llegaron policías al lugar, el cuerpo del ahogado ya no estaba localizable y se tuvo que traer a buzos de Tulum para hallarlo.

Agencia SIM