“Aunque legalmente lo puede hacer, se trata de un testigo de corrupción que dañó a México”, refiere el presidente Andrés Manuel López Obrador sobre las fotos del exdirector de Pemex cenando en un lujoso restaurante.

“Creo que es legal pero es inmoral el que se den estas cosas; es una imprudencia, un acto de provocación”, refirió le mandatario en su rueda de prensa matutina de este lunes.