En una investigación realizada por Tania Gómez y Sergio Rincón con acompañamiento editorial y multimedia de CONNECTAS/ Plataforma Periodística para las Américas titulado Sembrando Vida y la Fábrica de Chocolates, se expone cómo el cacao es el vínculo común entre el programa social del gobierno federal, Sembrando Vida, el empresario Hugo Chávez Ayala y la finca propiedad de los hijos del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

En el reportaje publicado por diversos medios de comunicación en México, se explica que el 29 de julio de 2018, el entonces presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), anunció la creación de Sembrando Vida, uno de los programas prioritarios de su gobierno y con el que busca atender la pobreza mediante la reforestación de un millón de hectáreas con árboles frutales y maderables en las parcelas de agricultores.

El texto recuerda que, en su mensaje, AMLO habló de la producción del cacao, la cual sería impulsada con esta iniciativa agraria.

“El cacao tarda tres años en producir. Yo lo que quiero es que antes de que termine mi gobierno, ya dejemos en producción el millón de hectáreas. Que se produzca cacao”, declaró AMLO aquel día.

Detalla que, para ese momento, el único visionario sobre los temas agrarios no fue AMLO pues casi cuatro meses después del anuncio, su hijo Andrés Manuel López Beltrán solicitó el registro de la marca Rocío. Nombre con el que empezaría su etapa como empresario de chocolates premium.

Explica que en Sembrando Vida los productores de cada estado debían decidir por consenso cuáles serían los cultivos priorizados por el programa en su región, pero ya era claro que este grano sería una de las apuestas preferidas del presidente.

En respuesta, el presidente Andrés Manuel López Obrador negó que sus hijos estén relacionados con el programa Sembrando Vida y señaló a Proceso y Aristegui Noticias, dos de los medios difusores, por “buscar mancharnos con la máxima del hampa del periodismo que la calumnia cuando no mancha tizna, nada más aclarar que no es cierto “. Y agregó que “Proceso y Carmen Aristegui nunca han estado a favor de nuestro movimiento”.