El ejército de Estados Unidos derribó este domingo un objeto volador sobre el lago Hurón, cerca de la frontera entre EEUU y Canadá, la cuarta interceptación de este tipo por cazas estadounidenses este mes, dijo un congresista de Michigan.

El representante estadounidense Jack Bergman dijo en Twitter que el ejército estadounidense había derribado otro ‘objeto’ sobre el lago Hurón. “Agradezco la acción decisiva de nuestros pilotos de combate”, señaló.

Bergman afirmó que había estado en contacto con el Departamento de Defensa sobre esta operación en la zona de los Grandes Lagos, que se conoció después de un cierre temporal del espacio aéreo sobre el lago Michigan.

Según una fuente citada por la CNN, el objeto fue abatido por orden del presidente estadounidense, Joe Biden.

Por ahora no se conocen detalles sobre este objeto, aunque una fuente del legislativo dijo al diario The Wall Street Journal que tenía forma de octágono y que volaba a una altitud de 20.000 pies (unos 6.000 metros), por lo que representaba un peligro para la aviación comercial.

Mientras tanto, investigadores canadienses buscan los restos de un objeto volador no identificado que fue derribado por un avión estadounidense sobre el territorio de Yukón el sábado.

“Los equipos de recuperación están sobre el terreno, buscando encontrar y analizar el objeto”, dijo el primer ministro Justin Trudeau a los periodistas el domingo. “La seguridad de los ciudadanos es nuestra máxima prioridad y por eso tomé la decisión de que ese objeto no identificado fuera derribado”, dijo, añadiendo que había supuesto un peligro para los aviones civiles.

Norteamérica ha estado en alerta máxima por intrusiones aéreas tras la aparición de una aeronave china blanca y llamativa sobre los cielos estadounidenses a principios de este mes.

El globo de 60 metros de altura -que los norteamericanos han acusado a Pekín de utilizar para espiar a Estados Unidos- provocó un incidente internacional, que llevó al Secretario de Estado Antony Blinken a suspender un viaje previsto a China sólo unas horas antes de partir.

El momento en el que EEUU derribó el globo espía chino 1

0 seconds of 11 secondsVolume 90%

El momento en el que EEUU derribó el globo espía chino el pasado 4 de febrero

El temor a la vigilancia parece tener en alerta máxima a los funcionarios estadounidenses.

Dos veces en 24 horas, las autoridades estadounidenses cerraron el espacio aéreo, para reabrirlo rápidamente. Este domingo, la Administración Federal de Aviación cerró brevemente el espacio sobre el lago Michigan. El sábado, el ejército estadounidense envió aviones de combate a Montana para investigar una anomalía de radar.

La diputada demócrata Elissa Slotkin, que representa a un distrito de Michigan, declaró que los militares vigilaban “muy de cerca” un objeto sobre el lago Huron, situado al este del lago Michigan, en la frontera entre Estados Unidos y Canadá.

Canadá también cerró el espacio aéreo el domingo cerca de Tobermory, Ontario, según Nav Canada, una organización privada sin ánimo de lucro que opera el sistema de control del tráfico aéreo de Canadá.

China niega que el primer globo se utilizara para la vigilancia y afirma que se trataba de una nave de investigación civil. Condenó a Estados Unidos por derribarlo frente a la costa de Carolina del Sur el pasado sábado. Desde entonces, al menos otros dos objetos voladores han sido destruidos sobre Norteamérica.

Foto de archivo: Un grupo de marineros recuperan los restos de un globo presuntamente chino derribado por el ejército estadounidense frente a la costa de Myrtle Beach, Carolina del Sur, Estados Unidos, el 5 de febrero de 2023 (REUTERS)

Foto de archivo: Un grupo de marineros recuperan los restos de un globo presuntamente chino derribado por el ejército estadounidense frente a la costa de Myrtle Beach, Carolina del Sur, Estados Unidos, el 5 de febrero de 2023 (REUTERS)

El líder de la mayoría del Senado estadounidense, Chuck Schumer, declaró a la cadena estadounidense ABC que las autoridades estadounidenses creen que los dos últimos objetos eran también globos. El globo original fue derribado frente a las costas de Carolina del Sur el 4 de febrero. Un segundo fue derribado sobre el hielo marino cerca de Deadhorse, Alaska, el viernes. El tercero fue destruido sobre el Yukón el sábado.

“Creen que eran (globos), sí, pero mucho más pequeños que el primero”, dijo Schumer.

La Casa Blanca sólo dijo que los objetos recientemente derribados “no se parecían mucho” al globo chino, haciéndose eco de la descripción de Schumer de que eran “mucho más pequeños.”

“No los caracterizaremos definitivamente hasta que podamos recuperar los restos, en lo que estamos trabajando”, dijo un portavoz.

Schumer se mostró confiado en que los investigadores estadounidenses que rastrean el océano frente a Carolina del Sur para recuperar restos y aparatos electrónicos del globo original llegarán al fondo de para qué se utilizaba.

El líder de la mayoría del Senado estadounidense, Chuck Schumer (REUTERS/Leah Millis)

El líder de la mayoría del Senado estadounidense, Chuck Schumer (REUTERS/Leah Millis)

Los homólogos canadienses que tratan de averiguar qué se derribó sobre el Yukón pueden tener sus propios problemas. El territorio es una región escasamente poblada del extremo noroeste de Canadá, fronteriza con Alaska. En invierno puede hacer un frío brutal, pero las temperaturas son inusualmente suaves para esta época del año, lo que podría facilitar las tareas de recuperación.

En declaraciones a Fox News, el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Michael McCaul, declaró que el globo derribado sobre la costa de Carolina del Sur tenía la misión de obtener imágenes de instalaciones nucleares estadounidenses sensibles. “Quieren obtener imágenes e información sobre nuestra capacidad militar, especialmente nuclear”, dijo McCaul. “Y ellos mismos están construyendo un gran arsenal nuclear”.

El legislador republicano Mike Turner, que forma parte del Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, sugirió que la Casa Blanca podría estar compensando en exceso lo que describió como una vigilancia poco estricta del espacio aéreo estadounidense. “Parecen tener el gatillo fácil”, declaró Turner a la CNN el domingo. “Preferiría que fueran de gatillo fácil a que fueran permisivos”.

Los republicanos han criticado a la administración Biden por su gestión de la incursión del presunto globo espía chino, diciendo que debería haber sido derribado mucho antes.

Por Steve Scherer y Katharine Jackson (Reuters)