Policías de este municipio solo pueden recibir reportes y comunicarse entre sí a través de WhatsApp o llamadas telefónicas, al haber quedado sin señal de radio, debido a la toma del Palacio Municipal, por parte de trabajadores del Ayuntamiento que exigen el pago de sus salarios.

Victoriano May Rivero, policía tercero la Dirección de Seguridad Pública, explicó que al momento de darse la toma, los inconformes bajaron las cuchillas del servicio eléctrico, cortando el abasto no solo a las oficinas, sino a la antena de radio.

Este equipo cuenta con baterías, pero éstas duraron solo unas horas, quedando así los agentes con sus radios Matra inutilizables.

“Quedamos sin contacto directo con el C4, que nos mandaba los reportes ciudadanos”, señaló el policía, que criticó a los manifestantes por perjudicar a los ciudadanos y comercios.

Los policías cuentan con sus grupos de WhatsApp para colocar allí los reportes y novedades, en tanto que el C4 notifica de las llamadas al 911, o avisos de Seguridad Pública estatal vía telefónica.

Hasta esa hora es la información que circuló, los manifestantes no habían levantado su planto, impidiendo el paso de cualquier oficial a la base de comunicación y así mismo a cualquier funcionario, por lo que servicios y trámites permanecen suspendidos.