Luego de varios años desde su reubicación y prácticamente quedar como un “elefante blanco”, el mercado de Sabán están en proceso de reactivación gracias a don Emigdio, el único que mantuvo abierto su local todo este tiempo.

“Cuando quitaron el mercado del centro ellos (los comerciantes) se desanimaron y fueron a sus casas”, recordó el entrevistado.

Sin embargo, indicó algunos han comenzado a regresar por voluntad propia y otros más a invitación de él.

“Estamos poniendo la primera piedra de los puestos para que la gente se anime a ocupar sus puestos”, expresó.

Don Emigdio lleva tres años laborando en el mercado y también se ha hecho cargo de mantener la limpieza del lugar para atraer a vendedores y clientes.

Incluso, resaltó que todavía hay locales vacíos que podrían ser ocupados por comerciantes de otras zonas interesados en acercar sus productos a la alcaldía de Sabán.

(Agencia SIM)