El incendio forestal es un fenómeno que puede tener graves consecuencias para las comunidades y el medio ambiente. Desafortunadamente, la comunidad de San Diego ha experimentado recientemente la propagación de un incendio que ha afectado a las parcelas de los productores locales.

Desde hace tres semanas los habilitantes intentan sofocar un incendio forestal que ya ha siniestrado dos predios de productores del programa “Sembrando Vida”.

Luciano Caamal, habitante de la comunidad de San Diego, indicó que el fuego se reactiva cada semana y las familias tienen que organizarse para salir a combatirlo para impedir que siga avanzando.

En este sentido, comentó que el fuego ya alcanzó a dos predios de productores que se encuentran dentro del programa federal “sembrando Vida”, quienes perdieron toda su cosecha y árboles de fruta que cultivaban en sus predios.

“No solo San Diego está siendo afectado, hay otros pueblitos donde ya se está yendo la candela a sus ejidos”, expresó.

Por esta razón, pidió el apoyo de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) para que envíe personal especializado a la zona y puedan determinar las causas que reactivan el fuego.

El entrevistado expresó que los campesinos, por miedo a que se quemen sus parcelas, están limpiando sus terrenos y realizando guardarrayas.

Agencia SIM