José María Morelos. – El camino de acceso a la comunidad rural de Insurgentes, ubicada a seis kilómetros de Naranjal, se encuentra en pésimas condiciones, al grado que ya dos personas han sufrido accidentes con fracturas al transitar en él. Aunque moradores del lugar se han encargado de bachearlo por su propia cuenta, autoridades de gobierno no han acudido a repararlo en 15 años.

Así fue denunciado por José Yamah Cauich, ejidatario de esta comunidad, quien señaló que aunque solo mida seis kilómetros de longitud, su estado es tan deplorable que tardan media hora en recorrerlo en motocicleta.

Luego que una segunda persona se cayera y sufriera una fractura de pie, debiendo ser llevado de urgencia hasta Playa del Carmen, los habitantes de Insurgentes se organizaron y acudieron a bachear este camino, pues a diario hay cinco jóvenes que deben acudir al telebachillerato en naranjal explicó.

“En noviembre, un amigo acudirá a la Ciudad de México, dentro el programa Sembrando Vida, con una solicitud para reparar este camino, a ver si nos echan la mano”, comentó el habitante de este lugar, quien lamentó que ya hayan pasado 15 años sin ser oídos por las distintas administraciones estatal.

“En la lluvia, el lugar es hasta peligroso”, comentó Yamah Cauich, quien dijo tener esperanzas en que la gobernadora Mara Lezama los incluya en algún programa de reparación de caminos.

“Hemos escuchado que viene a trabajar, esperamos que con la gobernadora logremos algo”, afirmó.