Antiguas fallas en el aretado del hato de los productores de José María Morelos están afectando la venta de reses a otros estados desde hace dos años, denunció públicamente César López y Caamal, ganadero del Ejido Cafetal Grande.

Señaló que lo anterior está llevando a la quiebra a pequeños productores, dado que la falta de aretado impide la venta de sus cabezas de ganado.

“Pedimos a esa gente que le corresponde ese cargo que le den prioridad a ese tipo de anomalías que existen en el sector ganadero”, señaló.

Agregó que lo anterior está siendo aprovechado por los llamados “coyotes”, quienes terminado acaparando las ganancias.

También explicó que los inconvenientes por el aretado han surgido por errores de las autoridades.

“Si el pequeño ganadero sabe cuántos ganados tiene para aretar, para que estén al corriente los papeles, eso deben de atender, que no se metan en otras chingaderas si ya está reportado por el dueño de los animalitos, yo veo que ahí está el error, porque por eso el coyote, se aprovecha”, aseveró.

En ese sentido, antes de concluir, el entrevistado pidió a las autoridades acelerar los procesos y contar con un censo de acuerdo a las solicitudes de los productores.

El aretado es un sistema de identificación individual de los animales, con lo que el hato queda debidamente registrado en sistemas electrónicos para permitir su rastreo, origen y coadyuvar a disminuir el robo de ganado.

Agencia SIM