TICUL.— Tremenda sorpresa se llevaron los habitantes de la ciudad, al ver que casi todos los expendios de cerveza no abrieron sus puertas ayer por la supuesta presencia del personal de la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) en el municipio.

De acuerdo con datos obtenidos, fueron alrededor de 35 locales de venta de alcohol, que no laboraron, tras enterarse los encargados o dueños de la clausura de varios comercios del mismo giro en el municipio de Peto, al no estar en regla su documentación de funcionamiento.

De acuerdo con un empleado de un expendio, todo parece indicar que en la ciudad hay negocios que no tienen en regla sus permisos e incluso hay quienes no cuentan con depósitos de agua potable, lo que sería motivo de sanción.

Se averiguó que los encargados de los “sixs” se reunieron con representantes de la SSY para ver detalles y ponerse al día con los permisos para poder funcionar legalmente.

Tras el cierre de estos negocios, los asiduos consumidores de bebidas embriagantes fueron sorprendidos y es que pocos locales sí abrieron, al parecer por estar al día para laborar.— Sergio Chi Chi.

Diario de Yucatan