Un turista canadiense aprovechó sus redes sociales para exhibir a un taxista de Cancún que le quiso cobrar mil dólares (poco más de 17 mil pesos) por un viaje al aeropuerto. Obviamente, y sabiendo que era un abuso, el joven dio a conocer la situación.

De acuerdo con lo denunciado en redes sociales, un joven originario de Canadá solicitó un servicio hacia el Aeropuerto Internacional de Cancún (AIC), tras lo cual abordó el taxi con placas 67-HB-1R.

Al llegar a la terminal, y al darle el taxista el costo del viaje, el turista canadiense le dice que quiere llamar a un policía y que sabe cómo hacerlo.

“Tu país es realmente malo, no puedo seguir siendo estafado”, añade el visitante. Y es entonces cuando el joven comienza a gritar pidiendo a un policía. Ahí el taxista baja de la unidad y le dice que él solo es el conductor, dando a entender que él no pone la tarifa.

Es entonces cuando llega personal de seguridad del aeropuerto de Cancún. El joven turista canadiense denuncia también que se lastimó la pierna tratando de bajar de la unidad y que el taxista además de cobrarle mil dólares, quería robarle su equipaje.

Añade que es una locura lo que está pasando y que lo va a denunciar a la Embajada de Canadá.

Y es que le estaban cobrando mil dólares por llevarlo de la terminal 4 a la terminal 3. Es decir, 17 mil pesos solo por llevarlo de un punto del aeropuerto a otro.

El turista finalizó diciendo que nunca va a volver a Cancún o a México, ya que no sabe qué le iba a hacer el taxista, pues él tuvo que abalanzarse al auto para recuperar su equipaje y evitar que se escapara. Incluso dice que temió que lo fueran a secuestrar.

Se trata de un nuevo incidente en el que la imagen de Cancún, Quintana Roo e incluso de todo México queda por los suelos gracias a los taxistas, en este caso los que brindan el servicio dentro del aeropuerto.

Cabe resaltar que algunas personas en redes sociales aseguran que si bien los abusos de los taxistas son constantes, posiblemente el turista se confundió y no le estaban cobrando mil dólares. Sin embargo, no hay certeza sobre cuál era la cantidad que realmente le pedían. Según el turista canadiense, eran más de mil dólares o 17 mil pesos.

Press Hub