La Secretaría de Salud de México (SSA) dio a conocer que existe un segundo contagio de la viruela del mono en Quintana Roo, mientras que su homóloga a nivel estatal guarda silencio sobre este nuevo paciente, además de que sólo se limitó a informar sobre el primer paciente.

Fue en el reporte publicado este martes por la dependencia federal, y con corte al 31 de julio, se supo que en la Entidad ya hay otro caso más de la viruela símica, sin que se ahonde en detalles de su ubicación, así como si ya está bajo tratamiento médico o en aislamiento social.

Hoy mismo, Yucatán también registró sus primeros dos casos, mientras que Campeche aún se mantiene sin casos, como se recordará, Quintana Roo fue el primero Estado de la península donde se registró un portador de la enfermedad proveniente de África.

‘Las 91 personas con resultado positivo a la viruela símica fueron confirmadas por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE), y se encuentran distribuidas en 15 entidades federativas: Ciudad de México, 45 contagios; Jalisco, 22; Nuevo León, tres; Tabasco, tres; Veracruz, tres; Estado de México, dos; Oaxaca, dos; Puebla, dos; Quintana Roo, dos; Yucatán, dos; Baja California, uno; Baja California Sur, uno; Colima, uno; Chiapas, uno; y Sinaloa, uno’, se lee en el comunicado.

Mientras, la Secretaría de Salud de Quintana Roo (SESA) no ha dado a conocer con anterioridad sobre algún caso sospechoso, ya que este reporte de la SSA tiene corte al último día del mes pasado, por lo que no quiso dar declaraciones sobre el segundo paciente detectado en días pasados.

Como se recordará, el pasado 25 de julio, el doctor Carlos Contreras Mejorada, responsable de Justicia Social y Participación Ciudadana de la Dirección de Salud de Playa del Carmen, reveló que existen tres posibles casos de la enfermedad, y cuyos resultados llegaría del InDRE el 28, sin que se diera a conocer si alguno de ellos fue positivo.

El primer paciente de la viruela del mono en Quintana Roo fue enviado a casa tras evolucionar satisfactoriamente al tratamiento durante su hospitalización en Chetumal, y según la SESA, se le pidió permanecer en aislamiento social y continuar su recuperación en casa.

Por Esto”