Noble oficio de recolector de basura una profesión difícil que además conlleva en muchas ocasiones discriminación ejercer el trabajo de barrendero en las calles es una actividad que arranca a las seis de la mañana a diario

Manuel Jesús Pech Navarrete dijo que es una labor que realiza con mucho empeño, no haciendo caso a la falta de educación de muchos que piensan que el recolector está obligado a recoger la basura regada en la puerta de sus domicilios cuando en realidad únicamente debe recoger las bolsas de la basura bien clasificada.

Este trabajador lleva alrededor de 14 triciclos de basura en mismo número de recorridos diarios de acuerdo a la ruta que le asignen en servicios públicos, hizo ver que el oficio conlleva riesgos, pero también grandes satisfacciones pues, aunque parezca imposible existe ciudadanos agradecidos con estos obreros que dejan limpia la ciudad todos los días.

El municipio de José María Morelos genera por lo menos de dos a tres toneladas de basura diaria, los recolectores de basura que transitan en sus triciclos son en su mayoría personas de la tercera edad adultos en plenitud, situación por la que el trabajo que realizan debe ser reconocido y valorado por las familias morelenses.

Se podido observar a empleados, ya sean los de la noche o del día, que no llevan protector de ninguna clase. Se los debe proteger y no tener que lamentar alguna propagación de cualquier tipo de contagio.