JMM.- El voraz incendio que ocurrió ayer y que afectó a siete viviendas en la comunidad El Naranjal, a quince kilómetros de la cabecera municipal, fue provocado por una chispa mientras se quemaba basura en el comedor estudiantil.

Willma Carrillo Carrillo, una de las vecinas afectadas que perdió tres de sus palapas y todas sus pertenencias por el siniestro, indicó que interpondrá una demanda por los daños ocasionados a su propiedad.

La víctima narró que alrededor de las 4 de la tarde, cuando entró a uno de sus cuartos sintió el olor a humo y fue una de sus vecinas quien le avisó que su cocina hecha con material de la región estaba siendo consumida por el fuego.

“Nada quedó. Todas las ollas, hamacas, rotoplas, todo se quemó; no tengo ningún sartén, nada me quedó”, expresó.

La mujer, que se dedica a la elaboración de hamacas, comentó que perdió todo su material para trabajar y mercancía que tenía en su vivienda, esto por el descuido de una persona que quemaba basura.

“Ella tiene la culpa porque quemó la basura y prendió la chispa desde el comedor, hasta mi casa y con otros vecinos”, reclamó.

El incendió consumió rápidamente tres palapas en su totalidad y alcanzó a dañar otras viviendas, a pesar del intento de los vecinos por controlar el fuego.

Los bomberos recibieron el reporte del incendio hasta las 6:20 y tardaron el arribar hasta esa comunidad, cuando el fuego ya había reducido a cenizas al menos tres viviendas y comenzaba a propagarse a otras más.

(Agencia SIM)