El Universal

Mérida.- Representantes del colectivo LGBTI+ presentaron una queja en contra de la Arquidiócesis de Yucatán, luego de que el arzobispo Gustavo Rodríguez Vega dijera públicamente en la misa del Miércoles de Ceniza pasado su oposición al matrimonio igualitario.

Como se informó, ante el próximo fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), la cual decidirá si el Congreso de Yucatán está en desacato por no haber permitido el matrimonio entre personas del mismo sexo, Rodríguez Vega pidió a los jueces priorizar el valor de la familia y escuchar la voz del pueblo y no de las minorías que solo “hacen ruido”.

Sobre esto, Alfredo Morales Candiani, representante de la comunidad LGBTI+ en Mérida, informó que entregó a la Oficialía del Gobierno del Estado un documento para expresar una queja en contra del arzobispo y representante de la Asociación Religiosa “Arquidiócesis de Yucatán”, Gustavo Rodríguez Vega, por sus declaraciones del pasado 17 de febrero, las cuales consideran son discriminatorias en contra de las poblaciones de la diversidad sexual en Yucatán.

“El arzobispo se niega a reconocer que desde el 2010, la SCJN declaró que el matrimonio igualitario se trata de un derecho declarado como constitucional, con validez en todo el territorio nacional por lo que no es un asunto a discusión”, declaró ese colectivo.

Lee también: Arzobispo de Yucatán pide a la SCJN escuchar la voz del pueblo ante matrimonio igualitario

Subrayó también que el prelado “olvida que su libertad de expresión está en función del respeto a la reputación, libertad y derechos de los demás”.

Morales Candiani exigió a la Iglesia Católica de Yucatán respetar el principio histórico de separación entre Estado e iglesias y pidió al Gobierno sancionar las violaciones a la ley en materia de asociaciones religiosas, así como de promover el ejercicio de los derechos humanos de libertad, igualdad, seguridad jurídica y no discriminación contemplado en el artículo primero de nuestra Constitución.

“Estamos seguros que la SCJN decretará que la negativa de reconocer y otorgar el derecho a las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio civil en Yucatán es inconstitucional y que nuestra comunidad gozará de este derecho como ha sido en otros estados del país”, aseguró.

Este martes, la Primera Sala de la SCJN decidirá si el Congreso de Yucatán está en desacato por no haber permitido el matrimonio igualitario, decisión que se daría como producto de un amparo presentado por el colectivo en abril de 2019.