EFE.- Los precios mundiales de los alimentos descendieron por quinto mes consecutivo en agosto, debido a la caída de las cotizaciones de la mayoría de los productos de referencia, reveló hoy la FAO, cuyas previsiones apuntan a una menor producción mundial de cereales en 2022 .

El índice de precios de los alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que refleja la variación mensual de los precios internacionales de los principales productos de la cesta de la compra, descendió 1.9% en julio, pero todavía se sitúa 7.9% por encima de su valor de hace un año.

Los precios de los cereales bajaron del 1.4% con respecto al mes anterior, un descenso motivado por una disminución del 5.1% de los precios del trigo por la mejora de las perspectivas sobre la producción en América del Norte y la Federación de Rusia, así como a la reanudación de las exportaciones desde los puertos ucranianos en el Mar Negro.

Además, los precios del arroz se mantuvieron estables durante el mes, mientras que las cotizaciones de los cereales secundarios aumentaron ligeramente, 0.2%, ya que la subida de los precios mundiales del maíz, derivado de unas condiciones de cultivo cálidas y secas en la Unión Europea y Estados Unidos, se vio compensado por la bajada de los precios de la cebada y el sorgo.

El índice de precios de los aceites vegetales disminuyó 3.3% con respecto a julio, situándose en un nivel ligeramente inferior al de agosto de 2021, y los del aceite de soja experimentaron un aumento moderado debido a la preocupación por las repercusiones de las condiciones atmosféricas desfavorables sobre la producción en EU.

“Esta ganancia se vio contrarrestada con creces por el descenso de las cotizaciones de los aceites de palma, girasol y colza, que responde a una mayor disponibilidad del de palma procedente de Indonesia, como consecuencia de la reducción de los impuestos a la exportación, así como a la reanudación gradual de los envíos de aceite de girasol desde los puertos de Ucrania”, explicó la FAO.

El índice de precios de los productos lácteos se redujo 2.0% en agosto, aunque se mantuvo 23.5% por encima del valor registrado en agosto de 2021, mientras que los de la carne bajaron 1.5% desde julio, aunque sigue estando 8.2% por encima de su valor de hace un año.

La FAO también publicó hoy su pronóstico actualizado relativo a la producción de cereales para 2022, cuyas perspectivas apuntan a un descenso significativo.

Se prevé que la producción mundial de cereales disminuya en 38.9 millones de toneladas, o 1.4%, con respecto al año anterior, según la nueva nota informativa del organismo sobre la oferta y la demanda de cereales.