Derivado de las fuertes lluvias que se presentan en la zona sur de Quintana Roo, por la onda tropical Número 23, el Ejército Mexicano se encuentra aplicando el Plan DN-III-E en su fase de Auxilio, informó la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

El personal militar se encuentra realizando actividades de desazolve, despeje de vías de comunicación, control de tránsito y retiro de árboles en el municipio de Othón P. Blanco; asimismo, realiza recorridos de seguridad, revisión de ríos y evaluación de áreas de riesgo en los municipios de Bacalar, José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto, informa la Sedena en un comunicado.

El Plan DN-III-E cuenta con tres fases que rigen la participación del personal militar, siendo las siguientes:

1. Prevención. Permite una preparación para reaccionar en forma oportuna y tomar acciones dirigidas a controlar el riesgo, evitar o mitigar el impacto destructivo de los desastres sobre la vida y bienes de la población, la planta productiva, los servicios públicos y el medio ambiente.

2. Auxilio. Son las acciones destinadas primordialmente a salvaguardar la vida de las personas y sus bienes.

3. Recuperación. Es un proceso orientado a la reconstrucción y mejoramiento del sistema afectado (población y entorno), así como, a la reducción del riesgo de ocurrencia y la magnitud de los desastres futuros.

Durante la temporada de ciclones 2022, el Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos dispone de mujeres y hombres altamente capacitados, vehículos y herramientas necesarios, para brindar ayuda y salvaguardar la integridad de la población a través del Plan DN-III-E.