Graciosa experiencia le tocó vivir a un una femenina en la terminal de autobuses de José María Morelos cuando el trasporte que debía subir ya se había ido.

El día de ayer viernes en una llamada inusual al número de emergencias 911 recibieron un reporte de una mujer que lo había dejado el ADO.

La distraída mujer se presento con el nombre de Amparo de 53 años de edad, con domicilio en la ciudad de Mérida, Yucatán.

Menciono que durante una parada que realizo su trasporte público, ella aprovecho para bajar al baño, pero al salir ya no se encontraba.

Durante el dialogo con unos gendarmes la fémina se aproximó una Van de transporte público que se dirigía a la ciudad de Chetumal sin decir nada lo abordo para seguir su viaje.