La zona de baja presión localizada al este de las Islas de Barlovento mantiene su ruta hacia el Mar Caribe, y de seguir así su trayectoria marcaría a Quintana Roo, mientras que su probabilidad de evolución a una depresión tropical es bajo, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés).

Esta perturbación meteorológica registra una poca organización de sus nubosidades y lluvias, y que interactúa con una onda tropical al este-sureste de la zona antes mencionada, y que las condiciones atmosféricas se muestran leves para a formación de un ciclón tropical; ésta se mueva hacia el este.

Además de su fuerza le permitiría alcanzar el estatus de depresión tropical la próxima semana, y que se espera que para ese tiempo, ya haya llegado a la parte centro del Mar Caribe, y que por ahora no representa riesgo para el Estado de Quintana Roo ni la Península de Yucatán, pero que se mantiene en vigilancia.

En cuanto a sus probabilidades de evolución, la zona de baja presión tiene un cero por ciento en los próximos dos días, y según los pronósticos del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, mantiene un 20 por ciento de probabilidades parta los cinco días siguientes.