Apenas seis de los 14 locales del mercado municipal permanecen abiertos, lo que genera mala vista. Por ello, el Ayuntamiento valora retirar la concesión de quienes no reabran, después de esperar un tiempo prudente.

Justino Rejón, encargado de este espacio, afirmó que la instrucción de la presidenta es que el mercado luzca con vida. Por ello, invitó a los locatarios que cerraron con la pandemia a que regresen, recordando que son concesionarios, no dueños.

De hecho, ya hay dos o tres personas interesadas en instalarse en el lugar, pero se les dijo que debían esperar un poco, para determinar si el ocupante actual definitivamente cerró, o si piensa volver.

Hay facilidades para quienes quieran reabrir, declaró el encargado.

(Agencia SIM)