Las nuevas disposiciones contra el tabaco que solo permitirá fumar en casas, automóviles o en la vía pública generarán la venta de cigarros pirata, advierten expertos.

“Estos cigarros que llegan de importación de dudosa calidad, que la cajetilla oscila entre 25 a 35 pesos, impulsará el mercado negro o clandestino de cigarros, esto también servirá de presión para algunas tienditas ya que no van exhibir el producto”, refiere Gerardo Sánchez Herrera, catedrático y asesor financiero.

Por ejemplo, cuando un cliente llegue a una tienda de abarrotes y no vea cigarros exhibidos, dará pie a que el vendedor ofrezca otros tipos de cigarros.

“Esperemos que la ley antitabaco tenga mayor apertura y no vaya a generar más delincuencia o clandestinidad y otro tipo de delitos; mucho ojo autoridades con esta ley antitabaco”, advierte el especialista.