José María Morelos .-Integrantes del ejido Kancabchén, exigieron la intervención de la gobernadora Mara Lezama Espinosa para que se ponga fin a las intimidaciones de un hombre, Samuel Uicab Aguilar, a quien acusan de amenazar al pueblo y explotar ilegalmente tierras ejidales.

Julio César Cab Gómez, dirigente del comisariado ejidal de esta comunidad, denunció que llevan años con esta problemática, por lo que los 202 ejidatarios levantarán firmas para exigir la salida de la comunidad de esta persona.

“Los que queremos como ejido es que se retire, porque solo nos causa problemas con nuestra familia, se le decomisó madera de tala ilegal, pero sigue libre”, señaló.

Por su parte, Jacob Darza Canul, delegado de la comunidad, dijo que a pesar de que Ubicab Aguilar tiene una denuncia por tala ilegal, ahora son ellos los que han sido demandados por un supuesto robo de herramientas, por lo que el pueblo ya está cansado de esta situación.

“No es que nosotros seamos los incitantes del pueblo, es pueblo es el que está cansado, hay que ponerle un alto, para que no surja un problema más grande”, finalizó.

Agencia SIM