Rafael Caro Quintero, fundador del Cártel de Guadalajara, se convirtió en el hombre más buscado por la DEA, ofreciendo una recompensa de 20 millones de dólares para quien ayude a su captura.

“Se le busca por secuestro y asesinato de un agente federal, delitos violentos en ayuda del crimen organizado, ayuda y complicidad. También buscado por posesión con intención de distribuir marihuana y cocaína, asesinato, empresa criminal continua”, refiere la agencia antidrogas.

La segunda persona más buscada en el mundo por la DEA también es un mexicano, Ismael Zambada García, quien fue líder del Cártel de Sinaloa, buscado por conspiración para traficar drogas, secuestro, asesinato en un país extranjero, posesión de armas de fuego y lavado de dinero.