José María Morelos.- Hace un año, el único médico contratado por el Instituto Mexicano del Seguro Social en este municipio se jubiló, y hasta la fecha esta institución no lo ha sustituido, lo que ha dejado a los morelenses derechohabientes sin acceso a este servicio de salud, a menos que viajen a otro punto del estado.

Miguel Ángel Acevedo Castillo, pensionado del IMSS, explica que desde el año pasado, los derechohabientes se ven obligados a viajar hasta Felipe Carrillo Puerto con sus propios recursos, para recibir atención.

“Antiguamente nos daban un apoyo para el traslado y ahora lo pagamos con nuestro dinero”, lamentó el ciudadano.

En José María Morelos hay muchos trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad, la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado, entre otras dependencias, que están afiliados al IMSS y a quienes les descuentan su cuota, aunque no tengan acceso a alguna clínica en el municipio.

Apuntó que, hasta el pasado, los habitantes acudían a un médico local, pero al jubilarse en esa fecha, carecen de este servicio y tienen que viajar a Felipe Carrillo Puerto, en caso de emergencia o problemas de salud.

Agencia SIM