José María Morelos.- Un problema “eterno” para el Mercado Municipal es el continuo uso de los contenedores que tienen para la basura, por parte de comerciantes o ciudadanos de fuera, generándose una mala imagen, e incluso un foco de contaminación.

Cristanto Suárez y Pech, intendente de este mercado, señaló que es común que cuando los locatarios acuden a dejar su basura, al concluir su jornada, encuentran estos contenedores ya llenos o hasta rebosantes, transformándose ese espacio en un “basurero público”.

“La basura la traen en bolsas desde las colonias en motocicletas”, comentó esta persona, quien señaló que las carnicerías y pollerías del centro también acuden a dejarles carne en mal estado, tripas, huesos o plumas.

“Si lo dejan en un viernes, para el lunes ya está lleno de gusanos esa basura”, se quejó.

A él le ha tocado fungir como vigilante de estos contenedores, pero el problema es muy añejo, dijo, sin que nadie tome cartas en el asunto y logre que esos contenedores sean exclusivos para el Mercado.

Agencia SIM