China expresó hoy una profunda “insatisfacción y protesta” al considerar que EE. UU. “sobrerreaccionó” por usar la fuerza para abatir el “globo espía” que sobrevolaba el espacio aéreo estadounidense.

En un comunicado publicado a través del Ministerio de Relaciones Exteriores del gigante asiático, China vovió a defender que la aeronave en cuestión era de “carácter civil” y resaltó que “su entrada en Estados Unidos fue por causas de fuerza mayor completamente accidental”.

Esta tarde, el Departamento de Defensa de Estados Unidos dijo que China buscó vigilar sitios militares estrégicos con ayuda de un globo que esta tarde fue derribado en las costas de Carolina del Sur.

En un comunicado, Lloyd J. Austin, secretario de Defensa, afirmó que el globo de origen chino logró sobrevolar durante varios días territorio continental estadounidense razón por la cual hoy fue derribado por dos aviones de combate.

China admitió el viernes que el globo le pertenecía, aunque aseguró que “es un dirigible civil utilizado con fines de investigación, principalmente meteorológicos”. Una explicación que, según Estados Unidos, “carece de credibilidad”.

El gobierno estadounidense calificó lo sucedido como “una violación intolerable” de la soberanía estadounidense y aseguró que este “no es el único globo de vigilancia de China que opera en el hemisferio occidental”.