Claudia Sheinbaum, Xóchitl Gálvez y Jorge Álvarez Máynez permanecerán sentados durante todo el primer debate presidencial de este domingo, con la posibilidad de mostrar carteles para presentar sus propuestas o exhibirse entre sí.

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) se ha transformado en un set de televisión, predominantemente decorado con colores morados, que reflejan la imagen del organismo electoral en un evento sin precedentes: por primera vez, las instalaciones del instituto albergarán un debate entre quienes buscan gobernar el país en el próximo sexenio, y con asistencia obligatoria de los candidatos.

En el centro del escenario destaca el escudo nacional con el nombre del INE, mientras que una caja dinámica situada en medio del escenario indicará el tiempo de cada candidatura para sus intervenciones.

Del lado derecho del escenario estarán sentados los moderadores Denise Maerker y Manuel López San Martín.

Frente a ellos, del lado izquierdo del escenario, se encontrarán las tres candidaturas presidenciales. Claudia Sheinbaum ocupará el extremo izquierdo, Jorge Álvarez Máynez estará en el centro y Xóchitl Gálvez en el extremo derecho. En este orden comenzarán su participación en el debate.

El INE ha incorporado elementos iconográficos de los pasajes prehispánicos más representativos de todas las regiones de México en el diseño del set, con colores que se reflejarán en la imagen de cada moderación y de cada candidatura.

Claudia, Xóchitl y Máynez tendrán una toma fija que permitirá captar sus reacciones durante el intercambio de propuestas.

El debate se desarrollará sin la presencia de público externo ni invitados de las candidaturas para evitar influencias externas. Se prohibirá el uso de celulares y cualquier dispositivo electrónico. Además, se permitirá a los candidatos mostrar carteles a doble carta para garantizar igualdad de condiciones en la transmisión de sus imágenes.

El debate iniciará a las 20:00 horas y se abordarán temas de educación y salud; transparencia y combate a la corrupción; y no discriminación, grupos vulnerables y violencia contra las mujeres.

Estará dividido en tres segmentos, uno por cada tema, y cada segmento a su vez, tendrá dos bloques con preguntas y debates entre los candidatos.

Se prevén 109 minutos de debate, sin que el tiempo se exceda de 120 minutos, es decir, dos horas.