Chetumal.– Al igual que en el resto de estados del país, el 90 por ciento de las 146 mujeres recluidas en las cárceles del estado han sido abandonadas por sus familiares, reveló María Hadad Castillo, directora general del Instituto Quintanarroense de la Mujer (IQM).

En entrevista breve, la funcionaria destacó que esta problemática familiar ha provocado que las reclusas tengan una adecuada reinserción en la sociedad, pues este abandono las orilla a la depresión y otros malestares sicológicos.

Dijo que un caso contrario pasa con los hombres reclusos, quienes en su mayoría son atendidos por sus esposas o familiares más cercanos.

Por lo anterior, Hadad Castillo indicó que el IQM realiza distintos talleres en los Ceresos de Chetumal y Cancún, los cuales tienen como fin que las mujeres, durante su internamiento, reciban atención con actividades que les permita fortalecer su autoestima y sus capacidades.

La entrevistada destacó que mediante los talleres las mujeres adquieren conocimientos y herramientas necesarias que les permiten desarrollar sus habilidades para conformar distintos productos.

Abundó que la mayoría de estos productos son ofrecidos en el programa “Manos emprendedoras”, que se realiza en varios puntos del estado.

Quinta Fuerza