27.8 C
José María Morelos
InicioQuintana Roo7 claves para el éxito electoral

7 claves para el éxito electoral

Los procesos electorales son precisamente eso; procesos, y unos de muy corta duración y una gran intensidad

Hacer el ridículo en las redes sociales, repartir propaganda hedonista en forma de trípticos que termina como basura tirada por las calles o publicar imágenes cargando y lanzando niños al aire tratando de mostrar sensibilidad, son prácticas que atestiguamos de manera reiterada a lo largo de las predecibles campañas electorales en nuestro país.
Novedades BLM

Lo cierto es que los procesos electorales son precisamente eso; procesos, y unos de muy corta duración y una gran intensidad, por lo que, el aprovechamiento del tiempo, la óptima administración de los recursos y la creación de oportunidades, se vuelven indispensables para quienes aspiran a ganar.

Cada elección, entidad federativa, distrito, sección electoral y cada elector son diferentes, no obstante el conocimiento y la experiencia acumulada en la gestión de estos fenómenos, nos dota de algunos conceptos y elementos de aplicación general que inciden directamente en el triunfo en las urnas.

1.- Instalación de cuarto de guerra. (War Room)

Diferenciar lo estratégico de lo operativo es una decisión que aprovecha el tiempo, ahorra recursos y aumenta la efectividad, el tener más de dos cabezas dirigiendo la estrategia y la comunicación, reduce los errores y permite generar indicadores de gestión que miden resultados y proyecten una visión integral de los factores que influyen directamente en el resultado de la elección. El error más reiterado en este caso, es confundir una sala de estrategia con un grupo de iluminados.

2.- Concepto Rector.

En un período tan corto, intentar hacer un catálogo de propuestas, no solo es aburrido sino poco eficaz a la hora de comunicar, dispersar la comunicación es un despropósito a la hora de conformar la propuesta política, lo ideal es desarrollar un concepto rector que sea congruente con la personalidad del candidato, las necesidades del electorado y los marcos socio-culturales imperantes, una sola frase, creíble, congruente y recordable, es una herramienta más poderosa que una lista de buenos deseos.

Al mismo tiempo, se debe entender que el proceso comunicacional en estos casos, tiene un orden lógico que es imprescindible seguir sin excepción: el primero es el reconocimiento que nos dice quién es el candidato y porque quiere servir a sus ciudadanos, el segundo, se refiere a la diferenciación del candidato respecto a sus opositores y el tercero es el llamado a la acción donde el candidato pide de manera directa el voto.

3.- Contar historias. (storytelling)

Las ideas están sobre valoradas, a lo largo de la historia de la humanidad, el conocimiento se ha trasmitido a través de historias (las universidades y la educación sistematizada es un invento relativamente nuevo) por lo que nuestras mentes responden de manera inmediata al percibir el desarrollo de una historia, así que, si se tiene que comunicar una idea, hay que subirla al vehículo más veloz para enterar a la psique de las personas; las historias.

4.- Aprovechar la tecnología.

Como lo comentábamos al inicio de este artículo, no se trata de hacer el ridículo en las redes sociales, sino de aprovechar la distribución y la segmentación que ofrecen de manera directa estas plataformas de contenidos, analizando cuáles son los formatos exitosos para comunicar en cada uno de ellos y adaptando los contenidos a dichos formatos y no de forma contraria.

5.- Afinar estructuras y redes de afinidad.

Nuestro país sigue siendo uno de escasa participación democrática, sobre todo en elecciones intermedias donde no está presente la elección presidencial, por lo anterior es de vital importancia crear redes y estructuras de participación que movilicen de manera voluntaria al electorado.

A su vez, es indispensable contar con el equipo de representación electoral para cuidar el voto el día de la elección, ya que es conocido que quien no tiene representantes electorales en la totalidad de sus casillas, puede ser víctima de su ingenuidad.

6.- Agregar valor.

Es sabido que la gente toma todo lo que les regalan los candidatos y al último votan por quien ellos desean. No es lo mismo entregar una despensa, que regalarle una clase de pintura a un niño, en el primer caso tratas al elector como un mendigo y en el segundo se enfoca en lo más valioso que posee y eso sí puede asegurar en mayor medida una intención favorable.

7.- El día D.

En el mundo de la consultoría y la política, se afirma que el 50% del esfuerzo de triunfo discurre en un solo día, el día de la elección, por lo tanto, es obligatorio tener un plan de acción que vincule todo el esfuerzo de la campaña con el momento en que los ciudadanos emitirán su voto, los resultados en política o en cualquier ámbito no se dan por generación espontánea.

Por último, es necesario recordar que las elecciones son procesos emocionales más que racionales, por lo que en política como en la vida, es importante tener en cuenta que el sentido común y la intuición, juegan un papel fundamental en estos fenómenos comunicacionales, aunque pareciera que en la actualidad, el sentido común es el menos común de los sentidos.

Forbes México

- Publicidad -spot_img

Ultimas noticias...

Relacionado...

error: Content is protected !!